Recomendaciones de viaje para que ir a Vietnam sea una gran experiencia

¿Estás pensando en hacer un viaje por Vietnam por tu cuenta?? Pues aquí tienes algunos consejitos de estas Rumboviajeras para que puedas disfrutar a tope de este país increíble.


Vietnam es una delicia, elevadas montañas, pueblos étnicos, extensos arrozales, canales del delta de Mekong en el sur, más de 3.000 km de costas…. Vamos de todo para que disfrutes de un viajazo¡¡¡

Sin olvidarnos de que tienen un muy buen transporte, (bus, tren, vuelos) y que la comida callejera es super económica.

Los vietnamitas están muy acostumbrados a los viajeros, y aunque parece que no son muy amables, son personas tímidas que no se sienten muy seguros hablando inglés, pero si les preguntas con una sonrisa seguro que te contentan, porque las sonrisas es el idioma del mundo¡¡

Y con estas expresiones tan sencillas te aseguro que te los metes en el bolsillo:
xin chào ('hola', pronunciada 'sin chou’)
cám ơn (‘gracias', pronunciada 'kam un')

¿Cómo funciona el internet en Vietnam?

Aunque la mayoría de hoteles, cafés y restaurantes tienen wifi, es fácil comprar una tarjeta SIM y conectarse a internet por tan solo 3 US$.
También resulta práctico tener un número de teléfono local para quedar con los guías o hacer reservas de último minuto durante el viaje.

Las tarjetas SIM se venden en colmados y son fáciles de recargar. Cuando ya se ha comprado la tarjeta, el proceso para registrarse en internet puede ser complicado, así que conviene pedir ayuda al tendero o en la recepción del hotel.


Dinero

El dong (VND) es la moneda de Vietnam y se presenta en billetes que van de los 200 a los 500 000 dongs (10 000 dongs son 0,38 €). Aunque la idea de convertirse en ‘millonario’ vietnamita es emocionante, aclararse con tantos ceros puede resultar abrumador, sobre todo teniendo en cuenta que algunos billetes tienen aspectos muy similares; por ejemplo, el billete de 10 000 VND y el de 200 000 VND son ambos de un color marrón rojizo, mientras que el de 20 000 VND y el de 500 000 VND son ambos azulados. Cuando hay prisa, es muy fácil pagar con el billete equivocado en un taxi. No está de más dedicar un par de minutos a ordenar los billetes en la habitación para evitar errores; y si uno se equivoca, lo mejor es tomárselo con calma. Por lo general, enfadarse nunca saldrá a cuenta.

Las tarjetas de crédito y débito internacionales se aceptan en casi todos los grandes hoteles, restaurantes y agencias de viajes (a veces con algún recargo), pero en Vietnam el pago en efectivo sigue dominando las transacciones cotidianas.

Abundan los cajeros automáticos y es posible cambiar moneda en los bancos (y en algunas tiendas de oro, aunque esta práctica no está bien vista por el gobierno).
Taxis

Siempre hay que acordar un precio de antemano y estar preparado para pagar más que un lugareño.
Para los taxis regulares, conviene ceñirse a las dos principales compañías, Mai Linh y Vinasun (ambas tienen app).
Si el viajero se halla en una de las grandes ciudades del país, apps como Uber y Grab son un buen recurso, ya que ofrecen taxis y mototaxis; a veces el conductor llamará para confirmar la reserva, por lo que tener a mano a alguien que hable vietnamita siempre será muy práctico.

Transporte

Los autobuses nocturnos son una buena manera de recorrer largas distancias y ahorrarse dinero en alojamiento
Dicho esto, a veces lo mejor es pagar un poco más y tomar un vuelo, Vietnam Airlines, ofrece un mejor servicio y precios comparables si se reserva billete con antelación.
Ojo!

Conviene estar atento: es buena idea no usar mucho el móvil y otros artículos electrónicos al aire libre (incluso sentado en una terraza o yendo de paquete en una moto), y dejar el pasaporte en el hotel, ya que no hay motivo para llevarlo siempre encima.
A primera vista, el tráfico en Hanói y Ciudad Ho Chi Minh puede parecer aterrador. ¡Cruzar la calle en plena hora punta es casi misión imposible! Pero en todo este caos existe un método y, como un banco de peces, el tráfico se apartará alrededor del peatón mientras este no deje de moverse a un ritmo pausado y constante. Si no se está seguro, lo mejor es hacer como los lugareños y alzar una mano para ser visto entre el mar de cascos.
Si el viajero quiere pilotar una motocicleta, lo mejor es que se reserve para los destinos más tranquilos, como Hoi An, Dalat o Phu Quoc.

Disfruta de la gente, pasear por las calles, la comida y con precaución seguro que volverás encantado de este maravilloso país¡¡¡¡ Nos vemos por el mundo viajer@s